"Al elegir y pintar COR-TEN®, el acero resistente a las condiciones atmosféricas, se obtiene una construcción extremadamente duradera"

La estación de ferrocarril Hashalom en Tel Aviv, Israel, es la más bulliciosa del país y su diseño es difícil de olvidar: un techo de acero y cristal que se asemeja a una alfombra voladora. Para su construcción, el renombrado arquitecto Eri Goshen decidió utilizar el acero COR-TEN® resistente a las condiciones atmosféricas de SSAB en combinación con una capa de pintura.

Su razonamiento era simple. “Como arquitecto, diseño edificios para que duren 100 años. Al elegir el acero CORTEN® resistente a las condiciones atmosféricas y pintarlo, se obtiene una construcción extremadamente duradera que no necesita ningún mantenimiento".

Sencilla, pero sorprendente

Cada día, cientos de miles de personas de Tel Aviv pasan por uno de los edificios modernos más icónicos de Israel, la estación de ferrocarril Hashalom. El techo ondulado, sobre la sala norte de la estación, fue terminado en 1996. El ingeniero estructural para el proyecto fue Z. Zechut y las obras de acero (materiales) fueron realizadas por M. S. Malma. Ahora, se está erigiendo la segunda parte en el sur, unos 25 años después. Para garantizar la misma apariencia y un mantenimiento escaso que disfrutaban con el techo de la sala norte, el arquitecto Eri Goshen decidió utilizar el acero resistente a las condiciones atmosféricas COR-TEN® de SSAB.

Una vez terminado, los techos crearán una alfombra de acero y vidrio de 250 metros de longitud suspendida sobre el ferrocarril y la autopista, acompañando a los visitantes que van de viaje.

"La idea de la sala es sencilla, pero sorprendente", explica el arquitecto Eri Goshen. “En realidad es un edificio bastante pequeño en comparación con su importancia y cuando uno pasa en un coche horizontalmente, crea una ola en movimiento, como si el edificio volara. Una de las cosas de las que estoy más orgulloso es que cuando la gente habla de ella, usan las manos para describir su forma. Es así de sencilla y memorable".

Resistencia a la corrosión mejorada

El techo se sostiene mediante ocho tirantes anclados a cuatro mástiles. Tanto los mástiles como el techo están fabricados con secciones huecas estructurales de acero COR-TEN® B Tube en condición pintado, para prolongar su vida útil.

Las siglas COR-TEN® corresponden a acero resistente a la CORrosión con una tensión de rotura alta (TENsile strength, en inglés). De hecho, es un acero de baja aleación de alta resistencia, que se vuelve resistente a las condiciones atmosféricas gracias a la formación de una capa protectora en la superficie, llamada pátina. El acero COR-TEN® resistente a las condiciones atmosféricas, como parte de la familia de productos de acero de SSAB Weathering, se aplica en fachadas de edificios, estructuras de acero, puentes, numerosas aplicaciones en la industria ferroviaria y en postes de la red eléctrica.

Pintado para durar

Goshen decidió utilizar las secciones huecas estructurales de acero COR-TEN® B Tube más un revestimiento de pintura por dos razones principales: su bajo mantenimiento y ahorro de costes.

“El techo se compone de casi 15.000 piezas. Esto implica que el mantenimiento resultaba de gran importancia a la hora de diseñar el edificio. Normalmente,  habría que pintar una estructura como esta cada 7 u 8 años para evitar la corrosión y mantener el aspecto del edificio", declara Goshen.

Al pintar el acero resistente a las condiciones atmosféricas, la corrosión no penetra por debajo de la capa de pintura. Además de aumentar la vida útil de los tejados, también se evitan las manchas de color óxido , algo inaceptable en una estación de ferrocarril en pleno funcionamiento y una carretera muy transitada.

“El uso de un acero convencional significaría que la estación tendría que cerrar regularmente para  realizar labores de mantenimiento”, explica Goshen. “Esto no es viable en una estación de ferrocarril con tanto nivel de actividad”.

Además, debido a que el acero COR-TEN® resistente a las condiciones atmosféricas no necesita ser pintado tan a menudo como otros aceros, su impacto medioambiental es más bajo en comparación con el de los aceros convencionales. El acero también es 100% reciclable. El acero COR-TEN® resistente a las condiciones atmosféricas está disponible en una amplia gama de formas de producto, como chapa pesada, fleje laminado en caliente y en frío, tubos y secciones, con unos límites elásticos  mínimos de 345 a 960 MPa.

Autoreparación

Tal y como señala Goshen, otra ventaja de usar el acero resistente a las condiciones atmosféricas es lo que sucede cuando se producen arañazos en la pintura.

“La estructura del techo es realmente flexible y se mueve todo el tiempo. Esto significa que las soldaduras se están moviendo e, inevitablemente, la pintura se agrietará. Sin embargo, con el acero resistente a las condiciones atmosféricas COR-TEN®, esto no producirá daños por corrosión a largo plazo. Cualquier grieta que se produzca se reparará por sí misma”.

En la superficie del acero se forma una pátina protectora cuando se produce un arañado o una grieta a través de la capa de pintura. Esta capa protectora sella la zona dañada y evita la penetración de la corrosión por debajo de la pintura. La resistencia mejorada a la corrosión reduce significativamente los intervalos de mantenimiento y repintado.

Además, el óxido poroso que se expande no supone un problema en estructuras de acero COR-TEN® resistente a las condiciones atmosféricas, como ocurre con el acero al carbono convencional. Todo esto lleva al hecho de que la vida útil de la pintura sobre un acero resistente a las condiciones atmosféricas es el doble que la pintura sobre acero convencional.

“El uso de acero COR-TEN® resistente a las condiciones atmosféricas ha sido un elemento clave para garantizar el éxito del techo de la estación de ferrocarril”, sigue explicando Goshen. “Para la pintura, incluso elegimos un color blanquecino, el color del polvo. Como resultado, en 25 años, la sala norte nunca ha necesitado limpieza... y esperamos que suceda lo mismo con la nueva sala sur".

Estación de ferrocarril Hashalom
Estación de ferrocarril Hashalom
“El techo se compone de casi 15.000 piezas. Esto significa que pensar en el mantenimiento resultaba de gran importancia a la hora de diseñar el edificio.
Eri Goshen, arquitecto y profesor

“El uso de un acero convencional significaría que la estación tendría que cerrar para llevar a cabo labores de mantenimiento con cierta frecuencia. Esto no es viable en una estación de ferrocarril con tanto nivel de actividad".

Eri Goshen, arquitecto

180