180
Sala de prensa Explorando el mercado offshore
18 de julio, 2016 15:09 CET SSAB World

Explorando el mercado offshore

Con la bajada de los precios del petróleo y la energía, las compañías de la industria offshore buscan el modo de mejorar la eficiencia de sus diseños y procesos. Algunas comienzan poco a poco a explorar las ventajas asociadas al uso de aceros de alta resistencia.

El potencial de uso de los aceros de alta resistencia en las aplicaciones off-shore es prácticamente infinito. Aparte de en las plataformas petrolíferas y de gas, resulta ideal para dispositivos de altura (y, por lo tanto, necesariamente más ligeros) en plataformas y embarcaciones, por ejemplo, torres de perforación y equipos de producción como cabrestantes, compresores y bombas. Predominan los aceros estructurales, pero Hardox presenta también potencial en las chapas guía, los refuerzos de cubierta y las bodegas de carga. 

 

Las patas levadizas construidas por el Grupo JSA tienen como función principal el levantamiento y posado del casco sobre el agua.

 

Aparte de ello, tenemos también el mercado de la energía renovable (o “ecológica”), donde pueden aplicarse los aceros de alta resistencia en turbinas mareomotrices, de oleaje y eólicas en entornos offshore.

“Nos hallamos en una época dorada para explorar estas oportunidades de mejora de la eficiencia”, indica Joakim Nyström, responsable de segmentos clave en los ámbitos de energía y offshore de SSAB. “Es posible que los aceros de alta resistencia no se adecuen a todas las aplicaciones, pero la oferta del equipo offshore –que incluye SSAB Europe, SSAB Special Steels y SSAB Americas– es fantástica. Contamos con una completa gama de calidades categorizadas desde A a Strenx 700 OME con certificación ABS EQ 70 junto con unas magníficas opciones de prefabricación”.

Uno de los productos offshore que ha obtenido particular éxito son las patas estructurales de las plataformas autoelevables, que hacen uso de los aceros de alta resistencia de SSAB en los cables de cada conjunto de pata levadiza.

“Los aceros de alta resistencia se emplean también en aplicaciones de elevación de embarcaciones”, informa Chris Gasper, director general de SSAB para EE.UU. “Estas patas, con una longitud de hasta 150 metros, deben ofrecer una adecuada robustez para poder estabilizar la embarcación en la realización de tareas de mantenimiento y elevación de la plataforma en alta mar”.

En Estados Unidos se ha podido brindar a los clientes un punto único de servicio junto con el Grupo JSA.

Los dispositivos de perforación offshore y las embarcaciones elevadoras con función levadiza son estructuras muy complejas que integran una gran variedad de materiales, maquinaria y equipamiento.

De izq. a dcha.: Jay Fogal y Karl Oswald, presidente y director ejecutivo, respectivamente, de JSA.

 

“La función principal de estas unidades consiste en el levantamiento y posado del casco sobre el agua mediante un sistema de accionamiento de piñón y cremallera que sostiene y alza innumerables veces la pesada plataforma a lo largo de la vida útil del dispositivo”, explica Jay Fogal, presidente de JSA.

La producción de componentes de las patas levadizas implica una fabricación intensiva de aceros de alta resistencia, piezas cortadas por soplete o mecanizadas y el moldeado de tubos de acero, transiciones y otros componentes pesados.

“En 2012, la oficina de JSA en Houston se lanzó a la búsqueda de un proveedor local de acero templado y revenido de alta calidad para la elaboración de las patas levadizas destinadas a las plataformas offshore. Nos reunimos con un equipo de SSAB en Houston y posteriormente visitamos la planta de acero de Mobile, en Alabama, y la de la localidad sueca de Borlänge”, detalla Fogal.

“Nos dejó impactados el hecho de que la fábrica de Mobile hubiera adoptado muchos de los aspectos cualitativos por los que son conocidas las operaciones suecas de SSAB. Desde entonces hasta ahora, nuestro grupo ha adquirido varios miles de toneladas en un intervalo de grosor de 1 a 2” provenientes tanto de las instalaciones estadounidenses como suecas de dicha compañía. Nos impresionó también la planitud, características superficiales y soldabilidad del acero y, en particular, la extraordinaria uniformidad de las propiedades químicas y mecánicas de todas las chapas elaboradas en pos de un producto final consistente”, explica Fogal.

Los mencionados factores, unidos a las entregas siempre puntuales de productos y materiales de primera calidad, permitieron sentar las bases de una relación entre SSAB y JSA duradera a la par que satisfactoria en ambas direcciones.

Hasta la fecha, el uso de aceros de alta resistencia en productos offshore ha sido bastante limitado. Según Nyström, ello se debe a que el sector no ha centrado su atención en el aligeramiento de sus productos, así como a la alta exigencia de las normativas aplicables a los materiales empleados en los diseños offshore.

“Sin embargo, las cosas están cambiando”, explica. “El mercado muestra ahora un mayor interés por el potencial de reducción de peso respecto a hace diez años. El nivel extremadamente bajo del precio del petróleo obliga al mercado a explorar cualquier posibilidad de mejora de la eficiencia y de reducción de costes. El uso de aceros de alta resistencia es una de ellas”.

Ahora bien, ello implica dos retos principales. El primero de ellos se refiere a las duras condiciones de operación en entornos offshore. La avanzada situación de carga planteada por el oleaje y el viento genera torsión, giros y esfuerzos horizontales y verticales que, unidos a la sal y la humedad, afectan a las estructuras de acero.

El segundo reto son las normas de clasificación, que establecen una limitación de 500 MPa en la resistencia del acero usado en los cascos de embarcaciones y plataformas y en las plataformas fijas. En este aspecto, los aceros de alta resistencia por laminado termomecánico de SSAB ofrecen una gran oportunidad. En las estructuras secundarias, la maquinaria y el equipamiento hay una mayor libertad en la elección de los materiales. Aquí apreciamos un enorme potencial para nuestros clientes con el uso de Strenx 700 OME clasificado o incluso de Strenx 700 convencional. También existe la posibilidad de utilizar Strenx 960 en estructuras sin soldar previa autorización específica.

“Queremos impulsar el conformado en frío y el tratamiento HFMI para eliminar las soldaduras de las áreas críticas, garantizando así una máxima resistencia a la fatiga. En el pasado no estaba permitido el conformado en frío, pero ahora puede emplearse en el diseño siempre que se realicen determinados ensayos adicionales al objeto de verificar su idoneidad para la aplicación”, abunda Nyström.

Oferta de SSAB a la industria offshore

  • Aceros de extraalta resistencia: Strenx 700 OME para patas levadizas, grúas offshore, dispositivos de elevación, superestructuras y torres de perforación. Strenx 960 para barras de tensión.
  • Aceros laminados termomecánicos de alta resistencia: S420, S460, S500 con especificaciones offshore para estructuras de plataforma, cascos avanzados de embarcaciones y rompehielos.
  • Calidades navales y offshore normales desde nivel A hasta S355 MPa: Para estructuras de plataforma y cascos convencionales de embarcaciones.
  • Prefabricación: Acabado de chapa y prefabricación para dimensionamiento a medida, preparación de soldadura de bordes, cilindrado, ruptura a presión, moldeado y soldadura de tubos de gran tamaño y perfiles y secciones huecas.

Texto: Alannah Eames