180
Casos de clientes Un buen diseño y Hardox® 500 mantienen la ventaja competitiva de Gjerstad

 

Suscríbase hoy al boletín de noticias trimestral sobre aceros especiales
y reciba las noticias más recientes sobre la chapa antidesgaste Hardox®

 

Suscripción al boletín de noticias

Un buen diseño y Hardox® 500 mantienen la ventaja competitiva de Gjerstad

Para este fabricante de cangilones de excavadora, el paso a Hardox® 500 representa una ventaja competitiva que permite a la empresa centrarse en el crecimiento.

«El paso a Hardox® 500 nos mantiene por delante de nuestros competidores. Además, es lo que nuestros clientes esperan de nosotros. Los cangilones de excavadora de Gjerstad siempre han gozado de una buena reputación en el mercado. Nuestro deseo no es mantener esa posición; con este nuevo cangilón, nos estamos centrando en el crecimiento».

Ha pasado un año desde que Tor Kjetilson Moe, CEO del fabricante noruego de cangilones de excavadora Gjestad, decidió ir un paso más allá con sus productos.

La rentabilidad como prioridad

«Para nuestros clientes, lo más importante es la rentabilidad», explica. «Al pasar de Hardox® 450 a Hardox® 500 hemos creado un cangilón que es incluso más ligero que antes. Esto es de una importancia capital para nuestros clientes. A pesar de que cada cangilón pesa poco, incluso una pequeña reducción del peso ayuda a reducir el consumo de combustible. Esto está adquiriendo cada vez más importancia para las empresas que usan nuestros cangilones.

Gjerstad ha construido su reputación basándose en el amplio uso de aceros de SSAB. Durante más de 20 años, SSAB ha sido el principal proveedor de acero para las piezas de desgaste de los cangilones.

Mucho más que una pegatina

Detrás de la primera fila de cangilones, los espectadores admiran el primer prototipo hecho de Hardox® 500. Ya no tiene pintura, ya que se ha usado de forma intensiva durante 18 meses.

«El acero y el nuevo diseño han cumplido nuestras expectativas, y las expectativas de nuestros clientes», afirma Tor. «Es más ligero y resistente si lo comparas con otros cangilones. Esto se traduce en reducciones inmediatas de consumo de combustible, y en otras ventajas añadidas para nuestros clientes a largo plazo».

Reducción de costes de mantenimiento

La experiencia ha demostrado a Tor que los costes de mantenimiento se verán reducidos. En parte debido al propio cangilón, pero además, la reducción del peso en el extremo del brazo de la excavadora también será probablemente beneficiosa para el desgaste de los cojinetes y otras piezas del brazo y las articulaciones.

Hace casi diez años, Gjerstad cambió las placas antidesgaste de sus cangilones de Hardox® 400 a Hardox® 450.

«Esto supuso una verdadera revolución en el sector», recuerda Tor. «Los cangilones se volvieron más ligeros y resistentes, y afectaron en gran medida al mercado. Todo el mundo quería tenerlos.

«Si el nuevo diseño trae un cambio remotamente similar, estaré muy satisfecho», nos cuenta Tor.

Diseño totalmente nuevo

Destaca el hecho de que estamos buscando un diseño totalmente nuevo. Gracias a la reducción del radio de los dientes y a los diferentes ángulos del cangilón, se requiere menos fuerza para extraer rocas y piedra, por ejemplo.

«Lo que marca la diferencia es la combinación de un diseño inteligente y de Hardox® 500», opina Tor.

El equipo de soporte técnico de SSAB ha estado implicado en el proceso de desarrollo.

Soporte técnico valioso

«A lo largo de los años hemos tenido un apoyo constante de SSAB en relación a los asuntos técnicos», reconoce Tor. «Nuestros diseñadores van con frecuencia a seminarios de SSAB para aprender sobre propiedades de materiales, soldadura y mecanizado. También usan los manuales y no desaprovechan la posibilidad de discutir asuntos técnicos directamente con el personal de asistencia de SSAB».

«De hecho, la presencia global de SSAB ha supuesto una ventaja para Gjerstad.

En 2006, decidieron subcontratar la fabricación a países con menores costes de mano de obra.

«Conservamos el diseño, el desarrollo y el mantenimiento en Noruega, pero trasladamos prácticamente todo lo demás a Suecia, Dinamarca, Italia y Asia», precisa Tor. «Pronto encontramos problemas que nunca habíamos visto. Grietas y otros daños con características que nos hicieron sospechar que nuestros proveedores no estaban usando Hardox® 450, sino otras calidades de acero».

En ese momento Gjerstad se puso en contacto con SSAB.

Seminarios en las instalaciones de los proveedores

«Dado que SSAB tiene presencia en todos los lugares en los que hemos deslocalizado nuestra fabricación, resultó fácil organizar visitas y seminarios en nuestras instalaciones de producción», explica Tor. «Esto solucionó el problema. Pero hay algo más. Cuando nuestros proveedores fueron conscientes de las ventajas de usar placas antidesgaste Hardox®, pensaron en otras aplicaciones en las que Hardox® 450 podría aumentar la calidad y la vida útil. Como consecuencia, SSAB obtuvo muy buenos contactos gracias a las visitas».