180
<image mediaid="{AECCF958-0D86-45AC-9946-1D62087F1240}"></image>

Excelente protección contra la corrosión para piezas de acero pintadas

El revestimiento galvano recocido (ZF) está formado por una aleación de zinc y hierro ideal, con excelentes propiedades de soldadura por resistencia y de adhesión de la pintura. Es un revestimiento ideal para la soldadura por puntos y las aplicaciones de pintura de alta calidad.

El revestimiento galvanizado y recocido proporciona extraordinarias superficies pintadas que resisten incluso a las condiciones más difíciles. La superficie del revestimiento galvano-recocido presenta una estructura fina, y transmite un aspecto atractivo a la superficie pintada en la que se adhiere la pintura firmemente al producto. Por este motivo las superficies galvano-recocidas pintadas también presentan una excelente resistencia contra la corrosión. 

El revestimiento galvano-recocido se reconoce fácilmente por su superficie mate grisácea característica. El revestimiento se obtiene mediante un tratamiento térmico tras un proceso continuo de revestimiento por inmersión en caliente. En este proceso de tratamiento térmico, el hierro contenido en el acero reacciona con el zinc y se forman compuestos de zinc y hierro. El contenido de hierro del revestimiento es aproximadamente del 10 %. Por tanto, el revestimiento proporciona una capacidad de soldadura por resistencia inmejorable para el acero revestido, lo que implica una vida más larga de los electrodos y además menos gripado de los electrodos.

Debido al proceso de oxidación o sacrificio del revestimiento galvano-recocido (ánodo galvánico o de sacrificio), este revestimiento proporciona protección contra la corrosión para aquellas zonas de la superficie expuestas; como los extremos y las zonas donde se haya dañado el revestimiento (arañazos, golpes, etc.).

SSAB suministra revestimientos galvano-recocido de diferentes espesores, calidades y tratamientos de superficies para satisfacer la demanda para diversas aplicaciones.

Espesor de revestimiento

Designación del revestimiento Masa mínima total de revestimiento
ambas superficies (g/m2) *
Valor indicativo para grosor de revestimiento por superficie,
normalmente (μm)
ZF080 80 6
ZF100 100 7
ZF120 120 8
ZF140 140 10

* en ensayo de punto triple

Además de estas cantidades de revestimiento definidas según la norma EN10346:2015, SSAB suministra revestimientos con una masa de revestimiento garantizada en ambas superficies, así como otras especificaciones proporcionadas por fabricantes de equipo original (OEM), disponibles bajo demanda.

Tratamiento del acero con revestimiento galvanorrecocido

Conformado

Los métodos convencionales de conformado como el plegado, estirado y embutición son aptos para los aceros con revestimiento galvano-recocido cuando se utilizan los parámetros de conformado adecuados. El revestimiento galvano-recocido no se raya fácilmente durante la manipulación porque el este revestimiento tiene una mayor dureza que el revestimiento de zinc (Z) tradicional. La posible aparición de polvo durante el proceso de embutición se puede eliminar o minimizar con una preparación adecuada del proceso de embutición y también mediante el uso de los revestimientos finos de galvano recocido ofertados.

Soldadura

Por norma general, los aceros con revestimiento galvano recocido son la mejor elección para los diversos procesos de soldadura por resistencia. Presentan una mayor resistencia durante el proceso de soldadura gracias que su intervalo de corrientes de soldadura es muy superior al de los aceros con revestimiento de zinc (Z) tradicionales. Además, el revestimiento galvano recocido de baja corriente de soldadura alarga la vida útil de los electrodos. Por tanto, da mejores resultados en el proceso de soldadura por resistencia. En cuando a las recomendaciones de soldadura o los resultados de ensayos de métodos de soldaduras, las propiedades mecánicas de las juntas soldadas son comparables a las de los aceros sin revestimiento.

Pintura

La superficie galvano recocida tiene un aspecto mate con un estructura fina y presenta una adhesión excelente para la pintura mediante métodos convencionales de pintura. Para asegurar una buena adhesión, se deben eliminar cuidadosamente todos los aceites e impurezas de las superficies que se van a pintar. El producto se puede tratar previamente con un fosfatado de zinc o realizar un pre tratamiento adecuado para aceros con revestimientos basados en zinc en la planta de trabajo para mejorar aún más la adhesión del revestimiento.

Si se necesita una alta calidad para la superficie pintada, se recomienda una superficie relaminada (skin-passed) de calidad B.